La entrega de instancias en Delegación y el trato recibido

Hoy no es un día cualquiera, es un 23 de febrero y el clima tampoco acompaña. La cita era a las 11 horas frente a Delegación de Gobierno para entregar las instancias una a una pero veinte minutos antes ya había gente de diversas asociaciones y movimientos sociales adheridos a la convocatoria de hoy.

Debido al viento que nos acompañaba y a las bajas temperaturas de hoy, la gente ha decidido cobijarse bajo los arcos del edificio pero no ha tardado en aparecer la policía para sacarnos de ahí. Si bien es cierto que la actitud de los agentes ha sido muy cordial durante toda la mañana, tampoco han permitido resguardarse del viento entre las columnas exteriores. Más parecía aquello una estrategia de Delegación para desmoralizar a los asistentes y que se marchasen a casa que de "seguir las normas".

Puede parecer una anédota más, pero no queda ahí. Al responsable que estuviese en ese momento, le ha debido parecer buena idea permitirnos entrar en grupos de seis personas, a un edificio público. Lo que ha supuesto que una sencilla entrega de instancias se convirtiese en toda una odisea que nos ha costado más de dos horas, sin ningún lugar donde resguardarnos.

A la atención de D. Mariano Rajoy hemos enviado los escritos. Desde Delegación han debido considerar, de forma arbitraria, que eran muchos, así pues, los últimos grupos que han entrado, han salido con la copia sellada pero sin número de expediente, lo que da a entender que reciclarán dicho papel.

Estas actitudes por parte del Gobierno no son nuevas, se suman a una larga lista de desmanes contra los ciudadanos. Esto debe de servirnos como aviso, no debemos pensar que será algo sencillo, esta tarde tenemos una nueva convocatoria en la Plaza del Pilar a las 19 horas. Os recomendamos llevar ropa de abrigo.

Nos vemos en la calle. ¡Salud y República!